Categoría: Opinión

Read More

Día del Periodismo: poco que celebrar

Este es un día en el que hay poco que celebrar y mucho que trabajar, en especial el ciudadano medio. Las personas tenemos el poder de cambiar las cosas con un simple gesto: apostar por aquellos medios que se comprometen con los principios básicos del periodismo.

Read More

La carrera de los datos: el negocio de las redes sociales

Hoy día no hay nada más valioso para las empresas que la atención de las personas y retenerlas en sus redes. Las grandes compañías, pongamos como ejemplo a Facebook, invierten cientos de millones de dólares en redes neuronales para analizar y comprender nuestra personalidad, aficiones o inseguridades. Somos el producto.

Read More
Santa Cola Claus

‘Santa cola claus’ y el marketing

Es por eso que, y sin querer quitarle la magia propia de la Navidad, el histórico Santa Claus no es más que una imagen de una marca específica, que cada vez que se utiliza es promocionado. En caso de querer mantener la magia, propongo llamarle de aquí en adelante Santa Cola Claus, aunque yo siempre he sido más de Olentzero.

Read More

Desde Dreyfus a Bateragune: seguimos acusando

El 13 de enero de 1898, el intelectual francés, Émile Zola, escribe J’Accuse (Yo acuso), un artículo sobre el Caso Dreyfus. Más de cien años después, ¿no os recuerda a algo? Observamos la acusación del Caso Bateragune. Lo que Alfred sufrió en 1894, también lo vivieron, pero  en 2012, Arnaldo, Rafa, Sonia, Miren y Arkaitz, acusados de querer reconstruir el ilegalizado partido Batasuna.

Read More

El melón europeo

La baja integración económica y la falta de perspectivas económicas de futuro dentro de la Unión Europea deberían llevar a España a una reflexión sobre su permanencia en el club

Read More
Rey Mago

Roscones y camellos: Juan Carlos I de España y IV de Oriente

El 6 enero, día de Reyes, es una fecha familiar y de emoción. Sin embargo, este año hay una persona muy especial que no podrá abrir sus regalos junto con su extensa familia. Juan Carlos, en Oriente, corre el riesgo de convertirse en el hombre más triste de nuestro siglo, pagando en el exilio por un pequeño desliz.