El balconing y la cloaca: mil maneras de morir en España

Publicado por

Estaban dos niños traviesos, uno más que el otro, dos niños despiertos y traviesos, jugando un sábado en la sala de juegos de la mansión de Estoril que poseían sus padres. Estaban jugando a ser gánsteres con una pistola calibre 22, gánsteres practicando la puntería. Dos niños normales, solo un poco traviesos, haciendo tiempo antes de la cena. De repente uno de ellos, que pasaría a la historia por ser el rey de una España polvorienta, dispara a bocajarro en la cara de su hermano. Eran gánsteres jugando, pero uno de ellos tuvo más puntería que el otro. El que sobrevive, por selección natural, -obsérvense las teorías darwinianas- es Juan Carlos I de Borbón, tiene 18 años y se ha tirado al suelo gritando que ha sido un accidente. El que muere, es Alfonsito, ya no tiene 15 años, ha caído al suelo y nunca podrá testificar sobre sí mismo.

Anuncios

Más de 63 años después, la Universidad en nombre del monarca ya emérito, la Rey Juan Carlos, lamenta la muerte de uno de sus catedráticos en Derecho Constitucional: Enrique Álvarez Conde. El profesor fue el director de máster de Cristina Cifuentes, que tras el escándalo y tras haber sido procesado por posible falsificación de actas, se había acogido a su derecho a baja médica por su estado de salud. Su muerte se fundamenta en un cáncer de pulmón. El catedrático denunciaba presiones por parte de la Comunidad de Madrid.

Por cierto, esto ocurre tras un tenso diálogo entre Pablo Iglesias y Ana Pastor en ‘El Objetivo’ de LaSexta, donde el primero deja entrever que la cloaca sigue funcionando con el Gobierno de Sánchez. El ministro Grande-Marlaska, aseguró con mucha prisa, justo la mañana siguiente que “ya no existen las cloacas en el Ministerio del Interior”.

Anuncios

En la Universidad Rey Juan Carlos también obtuvieron sus titulaciones el gran líder del PP, Pablo Casado, y la ya ex ministra del PSOE Carmen Montón, por cierto.


Y es que a Aznar nadie la aguanta la mirada

Miguel Blesa fue hallado muerto en una finca dedicada a la caza en Córdona. El ex presidente de Caja Madrid fue encontrado con un tiro en el pecho. Un ejecutivo con un grado alto de poder gracias al empuje de nuestro Putin ibérico, hablo de José María Aznar. Un alto ejecutivo imputado a seis años de cárcel por las ya en el olvido Tarjetas Black de las que hacían uso para pagar el pan, el alquiler, el caviar y el champán.  Y es que a Aznar nadie la aguanta la mirada. Uy, ¿y por qué no se investigó más?

Anuncios

María José Alcón murió también en extrañas circunstancias. Se precipitó desde una terraza. Había sido edil del PP en Valencia y se encontraba Imputada en el caso Taula. Alcón era vicealcaldesa de Rita Barberá, que fue hallada sin vida en otras extrañas circunstancias silenciadas. ¿Qué pasó entonces? Los más cautos dijeron lo que la propia autopsia había revelado: cirrosis hepática. Otros dijeron que fue un infarto. El hígado es el corazón de muchos, dejémoslo aquí.

Pero no queda ahí la perturbadora historia de las entrañas de un Estado con mercenarios a sueldo campando por las suites más lujosas de los hoteles más caros de este nuestro querido país. Estos son algunos nombres más de aquellos que rellenan las listas de fallecidos tras ser vinculados con la corrupción: Juan Pérez Mora, Isidro Cuberos, Antonio Pedreira, Francisco Yáñez, María del Mar Rodríguez Alonso, Francisco Sánchez Arranz, Leopoldo Gómez o José Martínez Núñez.

Anuncios

El balconing y la cloaca: dos de las causas de muerte más extrañas que se dan en esta España maloliente.

Del mismo modo que el supuesto homicidio de Alfonsito fue silenciado por el Régimen franquista, todos estos apellidos han quedado olvidados en las investigaciones policiales y tienen una nimia cobertura mediática.

Anuncios

 

Anuncios

2 comentarios

  1. Me ha gustado el artículo tanto en contenido como en estilo.
    En cuanto al esclarecimiento de cualquier turbidez patria, la postura del “avestruz-con-cabeza-enterrada” es la favorita de nuestras entrañables autoridades e instituciones.
    Recuerdo vivazmente las caras de los periodistas que copan la escena española, durante la noticia de la muerte de Blesa, replicando y asentando la versión oficial mientras sus caras impávidas y blancas como el papel revelaban el pensamiento “Han llegado [las cloacas] a esto [asesinar a Blesa]… no me lo puedo creer.”
    El discurso iba por un lado y los rostros por otro. Básicamente, como cuando se miente cual bellaco pipiolo.
    Caras que he visto, veo y veré durante varios acontecimientos que requieren pactos de silencio y olvido por parte de los medios. Como el caso “18lovas” con chicas menores de edad, tuteladas por el Cabildo de Gran Canaria, suministradas a empresarios del sector hotelero. Decir que se pasó de puntillas es poco. No sea que se relacionara con pasados abusadores “ilustres” del archipiélago canario, que se juzgaron como caso aislado y bien podrían pertenecer a una red de abusadores o ser proveedores de ésta.
    En cuanto a la muerte del hermano del Rey… Cuando en una discusión de cuñados alguien se posiciona en la “versión berdadera” le digo lo siguiente: De acuerdo, compro que fue un accidente. Imagina que eres el Rey y se te dispara un arma de fuego, cercenando la vida de tu único hermano, compañero de juegos y travesuras. Desgraciado y traumático y accidente. ¿Podrías volver a empuñar un arma de fuego en el futuro?¿A irte de cacería y disparar contra seres vivos?
    Será una terapia de choque, ¿no? O quizás no tienes trauma alguno porque simplemente eliminaste al maldito *%”& que iba a arrebatarte el trono de España y el amor del yayo Paco Pantanos.
    Por cierto, otro enigma… el autor de este artículo sobre cloacas y sus lindezas ha firmado como Luis Miguel Barcenilla.
    ¿Pudiera ser nada menos que un pseudónimo de Luis Barcenas? (Chan-chan-chaaan!) Es que suena a Jaime de Andrade que tira p’atrás y además la foto parece sacada de publicidad bancaria.
    ¡Te he pillado, bribón!

    Le gusta a 1 persona

    1. Como autor del artículo y tras ese final, le ruego que pase por nuestras redes y se preste a colaborar con nosotros. Es usted un genio. Salud. Y gracias por la lectura. P.D soy ajeno a los Bárcenas.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s