Imagen de jotdown.com

Abel Azcona, artista exiliado en Lisboa: “La Iglesia es una organización criminal que incita al odio cada domingo, es una de las mayores lacras de la sociedad”

Abel Azcona (Pamplona, 1988) es la auténtica referencia del artista que performa y se performa. El artista que usa su obra como grito político. Una de las máximas expresiones de la desobediencia ante el sistema, represor por antonomasia, sobre todo cuando lo que se performa, critica, expone, siente insultado es uno de los tres pilares de esta débil democracia española: el Rey, la justicia posfranquista y la Iglesia. Y es por ello que se encuentra en el exilio. Performances como Amen, una gigantesca obra donde se observa la palabra PEDERASTIA hecha con hostias sagradas. La denuncia llegó por parte de la Asociación Abogados Cristianos. Desoyendo la citación judicial se recluyó en Lisboa. Hoy, nos atiende en lamordaza.com

Anuncios

Todos somos cómplices

Creo que a estas alturas suspenderé todos mis exámenes, morirán unos 50.000 gatos y estaré condenado al infierno y a la mala suerte durante 3.000 años, prolongables hasta 7.000 si soy visitado por el perro dorado con plumas. Y aquí sigo. Sin compartir cadenas aunque sea “por si acaso”. ¿Tan difícil es?