David Escarpa presenta la obra “Sin Grises”: “Buscan a gente con influencia y dejan de lado la calidad”

lamordaza.com está financiada por tres jóvenes periodistas y los gastos nos dejan tiritando. Caen nuestras notas académicas. Nuestras familias nos echan de menos. Son muchas horas tecleando. ¿Nos invitáis a un café con una donación? Aquí te dejamos nuestro Ko-fi. ¡Gracias!

Son miles, por no decir millones, los relatos, cómics o novelas gráficas que se han quedado sin publicar. Cuantas obras maestras, como casi ocurrió con el libro La conjura de los necios de John Kennedy Toole, se habrá perdido la humanidad porque un editor pensó que no era viable o rentable publicar un conjunto de hojas de papel, pergamino o vitelas.

Hoy en día publicar cualquier contenido escrito o dibujado de manera física es todo un reto y una complicación. No es fácil que las editoriales acepten historias, pues después deben ser vendidas para ser rentables. Pero David Escarpa, humorista gráfico, ha tomado otro camino y ha publicado, junto a Inventa Editores, la obra gráfica “Sin Grises”. Hoy, tenemos el placer de presentar el libro en lamordaza.com.

Antes de nada, apoyemos a los autores más pequeños, aquí tenéis el link de compra: CLIC AQUÍ


¿Qué has querido transmitir con el libro? ¿Cuáles son las denuncias que querías hacer llegar a los lectores?

Sin Grises no deja de ser un grito desde mi cabeza. Por eso no hay una línea concreta, hay varias. En Sin Grises, hay una serie denuncias, vistas siempre desde una mirada sarcástica, enfocadas a mis preocupaciones en el momento. Podréis encontrar viñetas cargadas de denuncia social, críticas con un mundo laboral que nos toca vivir. Pero también hay mucha crítica de pensamiento. Crítica enfocada al modo de vida que llevamos la mayoría y que hemos aceptado como normal. Dentro de la colección de viñetas, también encontraréis una línea mucho más personal y emocional. Enfocada también de manera crítica a nuestros comportamientos en pareja, y con nuestros comportamientos hacia nuestra misma persona.


Las viñetas resumen, en una imagen o en una composición de varias, artículos o reportajes de páginas enteras. Ahora, con el auge del fast-food del contenido, los vídeos cortos o imágenes rápidas están sustituyendo al texto, ¿acabará la imagen sustituyendo al texto?

Está claro que estamos en un momento en el que la gente lee las noticias por titulares, fotos, o vídeos… Pararse en un artículo de opinión de tu periodista favorito ya parece algo obsoleto. Pero creo que al final las publicaciones necesitan de esos artículos, que como he dicho antes “llenan” mucho más un periódico. Para mí lo ideal, que es de hecho como he colaborado con vosotros, es una imagen que complete y resuma un artículo. Es como añadir un golpe visual al texto. Por eso creo que es completamente compatible, y debería ser así.

De todas formas, si me pongo un poco pesimista, creo que el vídeo es el que tiene ganado tanto a la imagen como el texto. La gente consume vídeos cortos como fuente informativa, sin casi contexto o explicación. Yo creo que de esa manera ellos mismos pueden sacar sus conclusiones basadas en sus propias opiniones, y rápidamente poder volcarlas en redes.

Hace poco leí que estamos en una época en la que ya no hay un emisor y el público es el receptor. Ahora mismo todo el mundo quiere ser emisor.


Galería de imágenes del libro


Los autores pequeños están muy castigados o quedan a la sombra de famosos que publican libros sin haberse leído nunca uno, ¿cómo valora la situación?

Creo que somos una generación con un enorme acceso al mundo audiovisual, tanto a nivel de usuarios como de creadores. El número de gente haciendo “cosas” es infinito, y evidentemente la cantidad no indica calidad. Yo creo que es bueno, tener este enorme abanico de estilos, ideas, y maneras de pensar y plasmar tus ideas.

En el mundo de la viñeta y el humor gráfico ocurre que la cantidad de gente haciendo viñetas comparado con la gente que puede publicar sus viñetas en medios es una barbaridad. La prensa en papel está en declive total, y la viñeta no deja de ser un elemento “caro” para los periódicos que llenan grandes cantidades de contenido en las redes.

A nivel de publicación de libros, creo que el tema es aún más complicado, porque creo que es un mundo que realmente no es muy rentable a nivel económico. Pero si, creo que estamos en un momento que los periódicos y las editoriales desgraciadamente buscan a alguien que tenga más flujo en las redes, y dejan a un lado la calidad, y personalidad de su obra.


¿Cree que la sociedad, haciendo honor a su nombre artístico, vive en una escala de grises? Todos los temas son iguales, todos vestimos igual o seguimos a influencers por querer su estilo de vida, ¿hay color en este mundo?

En el libro explico el concepto de Sin Grises refiriéndome un poco a la ambigüedad de ciertas opiniones. Sin Grises nace de intentar evitar esas ambigüedades en ciertos puntos de vista. No puede haber grises hablando de racismo. No puede haber grises hablando de la violencia machista. Creo que, en ciertos temas, posicionarse en un gris, es un error y creo que en periodismo pasa demasiado a menudo.

Volviendo a la pregunta. Sí que creo que es un interés mundial que todos seamos más iguales, que nos homogeneizamos, en forma y pensamiento. Es mucho más cómodo. Solo hay que ver las calles, y ver como las tribus urbanas se han perdido… y aunque solo sea una cuestión estética, habla mucho de la perdida de colores. Aun así en este punto soy optimista, y creo que sigue habiendo una enorme cantidad de colores, y de maneras de ver el mundo y de expresarlo artísticamente. Pero sí que hay que dedicar un poco de tiempo a observar.


La última pregunta la dejamos para que el entrevistado comente lo que quiera, sin miedo. Allá vamos.

Voy a usar este microespacio, para reivindicar espacios como este. Si queremos una prensa más plural, que entienda que hay muchas maneras de ver el mundo, y de que no todo el mundo tiene los mismos intereses, es fundamental apoyar pequeñas publicaciones. Ya sea usando las redes, o participando con ellos como colaborador, o solo como usuario.

Hay que entender que ahora mismo queremos toda la información al momento y gratuita, la queremos para consumirla, compartirla, y comentarla… Pero hay que entender el trabajo que hay detrás, y hay que apoyarla ya sea por las redes, y a un nivel físico. Hay que apoyar las pequeñas librerías, las pequeñas editoriales, medios locales, y artistas locales. Es la única manera de consumir productos que no hayan pasado por la máquina de la industria más convencional.


Apoyemos a los autores más pequeños, aquí tenéis el link de compra: CLIC AQUÍ