Manuel Montero, historiador, sobre la apropaición nacionalista del Cinturón de Hierro

Manuel Montero

lamordaza.com está financiada por tres estudiantes de Periodismo de la UPV/EHU y los gastos nos dejan tiritando. Caen nuestras notas académicas. Nuestras familias nos echan de menos. Son muchas horas tecleando. ¿Nos invitáis a un café con una donación? Aquí te dejamos nuestro Ko-fi. ¡Gracias!

Manuel Montero, Manu, es un historiador vizcaíno (Bilbao, 1955). Premio Internacional de Ensayo Jovellanos en 2018 con El sueño de la libertad. Mosaico vasco de los años del terror. Historiador y sobre todo, conocedor de la Historia vasca reciente. El catedrático en Historia Contemporánea fue rector de la UPV/EHU años atrás. Es un habitual de las columnas de la prensa vasca.

¿Existe apropiación histórica por parte de ciertos grupos o partidos políticos?

Sí, por parte del PNV y del nacionalismo vasco: pero no es la excepción sino lo habitual sobre todo lo que sucedió en el País Vasco durante la guerra.

¿Qué significado histórico tiene la fortificación de El Cinturón de Hierro?

Forma parte de la defensa de Bilbao ideada por el Gobierno vasco, quizás creyendo que la guerra se estabilizaría durante un periodo largo y que daría tiempo a completar una fortificación colosal, que hubiese sido dudosamente eficaz sin un ejército más preparado y mejor armado.

¿Quién fue y será Alejandro Goikoetxea? ¿Un traidor, un simple ingeniero o uno más?

Goicoechea fue un ingeniero que cambió de bando. Los nacionalistas le consideraron un traidor. Si hubiese sido al revés, sería considerado un héroe: forma parte de las circunstancias bélicas y no lleva a nada perderse en los calificativos, noventa años después.

¿Fue decisivo en la caída de El Cinturón? ¿Qué piensa Manuel Montero?

Otra cuestión es si fue decisivo Goicoechea en el derrumbamiento del Cinturón de Hierro. La respuesta es no: estaba mal concebido, sin acabar y sin el apoyo de un ejército preparado. Además, las debilidades del cinturón eran detectables por la aviación. De forma que la información de Goicoechea facilitaría las cosas al bando franquista y les confirmaría algunos supuestos, pero no es verosímil que jugase un papel significativo en la rotura del Cinturón de Hierro.

Sin embargo, viene bien al mito, que puede resumirse en lo siguiente:

¿De qué va el mito?

Los vascos en la guerra montan una fenomenal defensa de su soberanía, el Cinturón de Hierro, pero una traición lleva los planos al enemigo y así pueden entrar aviesamente.

Todo es falso, por supuesto.

​El Cinturón de Hierro ha sido mitificado y forma parte de la idealización del bando republicano. En sí mismo, la idea fue chocante. Tengo la impresión de que los análisis históricos se quedan en detalles que no abordan lo fundamental.

El planteamiento del Cinturón de Hierro, una defensa estática, no tenía ninguna posibilidad de ser eficaz. Fue el esquema de la Primera Guerra Mundial, pero había quedado ya superado por los nuevos medios militares (blindados y aviación). Estaba a medio construir, pero aunque hubiese estado acabado era una defensa que para ser eficaz hubiese necesitado detrás un ejército con gran capacidad móvil y bien preparado. No había nada de eso. El problema de una defensa de este tipo es que la ruptura en un punto, concentrando una gran potencia de fuego, invalida el resto.

¿Por qué es un símbolo para la resistencia republicana, antifascistas incluso?

Hoy por hoy todo se convierte en símbolo. No se ve la razón, salvo voluntarismos.

Gracias Manu.

A ti.