"Historia de un matrimonio" y el conflicto catalán

lamordaza.com está financiada por tres estudiantes de Periodismo de la UPV/EHU y los gastos nos dejan tiritando. Caen nuestras notas académicas. Nuestras familias nos echan de menos. Son muchas horas tecleando. ¿Nos invitáis a un café con una donación? Aquí te dejamos nuestro Ko-fi. ¡Gracias!

Como ya comentan nuestros compañeros de Cinecesidad en su último podcast, «Historia de un matrimonio» (Noah Baumbach) es una de las películas del año. Si bien trata sobre los últimos momentos de un matrimonio y el proceso de divorcio con un niño en medio, Baumbach (sin quererlo) hace una alegoría bastante acertada del conflicto catalán.

El conflicto en la cinta está en un contraposición de aspiraciones personales que no pueden ser resueltas en el seno del matrimonio, Nicole (Scarlett Johansson) anulada por Charlie (Adam Driver), se da cuenta que los últimos años había dejado de ser ella por complacer a su marido. Y es ella quien rompe el acuerdo de cordialidad estipulado para la separación e interpone un demanda de divorcio.

Lo que iba a ser una separación cordial se convierte en una pelea encarnizada, con un juicio donde se sacan todos los trapos sucios en una disputa donde «todo vale». Ambos, escondiéndose en la justificación de «es lo mejor para nuestro hijo», lo único que están persiguiendo son sus propios intereses.

Bert (abogado de Charlie): Deberíamos llegar a un acuerdo hoy -para acabar con el juicio-.
Charlie: ¿O sea que…?
Bert: Dale Los Ángeles -para que viva ella en esa ciudad-.
Charlie: No, Bert… No. Tenemos que ganar esto.
Bert: Recuerda, el que tiene que ganar es Henry (hijo). Si van a juicio, lo meten en esto.
Charlie: Pero, si él está aquí y yo, en Nueva York, entonces no… no volveré a ser su padre.
Bert: Será diferente.
Charlie: No será nada.

Baumbach de momento ya nos ha presentado la causa del conflicto y su desarrollo, pero «Marriage Story» no termina ahí. En la parte final de la historia, Nicole y Charlie, en una escena que bien les puede valer un Oscar, deciden despojarse de abogados y solucionar el conflicto dialogando entre ellos, por el bien del hijo y por el suyo propio. Si bien es una conversación dura y difícil de tener, nos muestra que es lo necesario y probablemente la única opción para llegar a un acuerdo que mas o menos satisfaga a las dos partes.

Sin quererlo nos ha contado (en mayor o menor medida) todo el conflicto catalán, desde las negociaciones fallidas del estatuto de autonomía (el intento de llegar a un acuerdo cordial fallido) pasando por la declaración unilateral de independencia (la demanda de divorcio) hasta el juicio del procés (el juicio). A su vez nos da una posible solución, el diálogo, un diálogo que afronta la realidad sin buscar ni señalar los culpables o quien es el malo, un diálogo por el bien del hijo, por el bien del pueblo, un diálogo con menos reproches y más propuestas, y aunque Johansson y Driver hayan puesto el listón muy alto creemos que merece la pena intentarlo.


Puedes escuchar el podcast de @cinecesidad sobre la película «Historia de un matrimonio» aquí –> LINK PODCAST