Isa Serra: «Hay irregularidades y contradicciones en mi sentencia»

entrevista a isa serra

lamordaza.com está financiada por tres estudiantes de Periodismo de la UPV/EHU y los gastos nos dejan tiritando. Caen nuestras notas académicas. Nuestras familias nos echan de menos. Son muchas horas tecleando. ¿Nos invitáis a un café con una donación? Aquí te dejamos nuestro Ko-fi. ¡Gracias!

Isa Serra (1989), política española, es portavoz por Podemos en la Asamblea de Madrid. Graduada en Filosofía por la Universidad Complutense (de Madrid), participó en el movimiento estudiantil contra el Proceso Bolonia durante su andadura universitaria y fue fundadora del colectivo Juventud Sin Futuro. Durante el 15M también estuvo en primera línea y militó en Anticapitalistas entre los años 2010 y 2018. Asimismo, destaca su lucha como activista contra los desahucios y, con motivo de la resolución judicial del pasado 22 de abril que la condena a 19 meses de prisión por los delitos de atentado a la autoridad, lesiones leves y daños durante una protesta contra un desahucio en Lavapiés en 2014, entrevistamos a Isa Serra para hablar sobre el “injusto” sistema judicial español, pero también sobre feminismos y ultraderecha.

El 22 de abril fue condenada a 19 meses de prisión por altercados en un desahucio en 2014, ¿es una condena injusta?

En primer lugar, ya hemos podido observar más condenas injustas a otros activistas sociales. No soy ingenua con el funcionamiento de la justicia. Pensaba que había sido evidente que, por parte de la policía, había una investigación irregular. Las declaraciones de los agentes eran muy vagas, contradictorias y, por nuestra parte, habíamos aportado una gran cantidad de pruebas. Por ende, esperaba que, después del foco mediático y todas las pruebas a mi favor, la sentencia iba a ser otra. 


Entonces, ¿hablamos de cloacas de Estado?

La irregularidad que yo denuncio es diferente. Yo relato que no son los agentes que han sufrido agresiones quienes inician la denuncia, sino que lo hace la Brigada Provincial de Información 20 días después de los hechos. La Brigada Provincial de Información -a los 20 días y a las 9:00 de la mañana-identifican a todas las personas que han intervenido en la paralización del desahucio. Pero después, a las 11:00 de la mañana y por parte de los policías locales, sale otro atestado de quienes estuvieron allí presentes. La pregunta es clara, ¿cómo lo sabían dos horas antes? Es una situación irregular, persiguen a los activistas sociales y grupos de izquierdas. 

En la sentencia, a partir de las declaraciones de los tres policías, no me podrían condenar por todo lo que me ha condenado (lesiones o enfrentarme a la autoridad) porque no pueden saber si yo golpeé con los objetos y cuales fueron. Pero, en todo caso, abogan por la “masa-acoso” porque consideran que “yo estaba allí” y así responsabilizarme de todo. Esto va en contra del derecho a la manifestación. 


¿Cree Isa Serra que hay montajes policiales en España? El más mediático en los últimos años, los chavales de Altsasu, que llevan 1270 días en la cárcel. 

Este es otro terrible precedente, que vulnera muy gravemente los derechos humanos. Hay una correlación entre ambos casos. Somos cabezas de turco de la policía, necesitan justificar hechos. 


Leemos: “El poder judicial se resiste a todo avance democrático”. 

Cuando llega la democracia, llegan muchos cambios positivos en el país, pero insuficientes en muchos sectores. Se ha avanzado positivamente en los poderes públicos, pero, de los tres poderes, el judicial ha tenido el que más resistencia ha tenido como institución. Considero que se ha perpetuado por la politización que ha tenido. Por ejemplo, cuando Pablo Iglesias comentó que la sentencia le daba una sensación de “injusticia”, el Consejo General del Poder Judicial salió al paso, acusando a un ejecutivo de presionar, y violando, al mismo tiempo, su derecho a libertad de expresión. El Consejo General del Poder Judicial lleva dos años sin renovarse, porque lo bloquea la oposición. 


La sentencia, por ahora, la inhabilita de la política. ¿Tiene pensado abandonar la labor?


¿Cree Isa Serra en la justicia?

Creo que hay unas carencias democráticas enormes. Muchas veces la justicia se dedica a buscar el disciplinamiento social antes que garantizar los servicios de derechos. Necesitamos cambiar, acercar y que proteja los derechos de todos ciudadanos. Y esto lo digo desde el poder legislativo, aunque a la derecha le molesta mucho. En este caso, desde la Comunidad de Madrid, proponemos cambios en la justicia. Creo que el caso como el mío hace que haya debate, y se pueda cambiar. 


Aprobadas las ayudas al alquiler y suspensión de desahucios durante el coronavirus nos surge la siguiente pregunta, ¿debería ser permanente la suspensión de desahucios?


Isa Serra defendido enérgicamente a las mujeres de Infancia Libre, ¿cree que la sociedad ha fallado o tardado a respaldar a estas mujeres?


¿Y los medios de comunicación?

Lo de los medios ha sido tremendo. La campaña ha sido, como máximo responsables, orquestada por ellos. Han querido sacar rédito económico, con un sesgo patriarcal y machista. Hacen muchísimo daño al conjunto de mujeres que denuncian y los niños que son abusados. Solamente el 30% de las denuncias de abuso sexual infantil acaban en sentencia, el resto, en sobreseído (sin pruebas suficientes para ser investigado). 


Seguimos con los niños. Ayuso ha sido criticada por los menús que está dando a los niños de Madrid (comida del Telepizza). La presidenta de la Comunidad de Madrid se defendió con una mezcla de Podemos-Venezuela-hambre-pizza. 

Su nivel político hace que, ante toda crítica de la oposición, responda con odio y con Venezuela, eso muestra su cultura política. Es otra barbaridad de Díaz-Ayuso. Para ella es un orgullo que los niños lleven mes y medio comiendo comida-basura, argumentado que “esa comida les encanta”. Primero, eso no lo puede saber. Segundo, no ha dado otra opción, y sin esa comida se quedarían sin comer (son familias que reciben las ayudas de comedores sociales). Hay cierto adultocentrismo en su postura, aprovechando que son niños y, si les gusta, “que así continúe”. Es una barbaridad, los niños tienen que tener sus derechos garantizados. 


Usted prometía implantar ‘Feminismo’ como asignatura. Lo que fue criticado e incluso se sumaron, en contraposición, alternativas como ‘Costura’ por parte de Alicia Rubio (Vox) como si fuese empoderante. ¿De qué manera pretende actuar según su capacidad de influencia Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid en lo que queda de legislatura?


¿Y qué pasa con el veto parental, pin parental?

Parece que con la crisis sanitaria ese debate ha salido. Es cierto que el Gobierno de la CAM ya tenía algo asumido respecto al pin parental. Los colegios tenían que informar sobre las charlas y eso era asumir el pin parental. Perjuicio para las asociaciones que imparten estas charlas.


Y con Pamela Palenciano. (Clic, entrevista a Palenciano)

El veto a Pamela Palenciano es lo mismo que el pin parental, pero en la Asamblea de Madrid.


Desde la primera semana de pandemia la ultraderecha criticó al Gobierno central y se atacó al movimiento feminista. ¿Qué opinión tiene Isa Serra sobre estas críticas?

Parte de la campaña extrema derecha, sin sentido. Una excusa más para atacar a las mujeres que defendemos nuestros derechos. Si algo se ha demostrado es que el movimiento social más potente y más capaz de enfrentarse con la ultraderecha es el feminismo. Y de proyectar una salida en términos democráticos.


Pablo Casado y Santiago Abascal hablan de arresto domiciliario. Pocos días después vociferan contra la desescalada. ¿Tenemos el panorama político más hipócrita de Europa?

(Risa). Si no es el más hipócrita, uno de los más hipócritas. Por desgracia en Europa hay mucha extrema derecha y esta forma de hacer política se está extendiendo.


Y contradicciones dentro del propio partido mismo.

Así es, dentro del propio PP algunos querían volver a activar la economía y otros no. Un PP que ha descapitalizado los servicios públicos. Una degradación de la sanidad y las residencias que no nos sitúan preparados para enfrentarnos a una pandemia. 


¿Debería blindar constitucionalmente la sanidad para evitar que los gobiernos de la comunidad los vayan desmantelando?

Sí, absolutamente. No solo la sanidad si no que el conjunto de los servicios públicos. A mi me gustaría que después de esta crisis hubiese una reconstrucción que significase una reforma constitucional, pero incluso eso se quedaría corto sobre lo que es fundamental para garantizar la sociedad democrática. Eso pasa por blindar la sanidad, el sistema de atención a la dependencia -residencias entre otras- para garantizar que se ponga por parte del Estado recursos necesarios para que todas las personas vivamos dignamente. 

Esta crisis terrible, también nos permite ver precisamente lo que es importante y lo que no, y cuales son esos trabajos o actividades que nos permiten el sostenimiento de la vida. A pesar de que se ha evidenciado cuales son las actividades esenciales, hemos visto Gobiernos -en el caso de la comunidad de Madrid- que han recortado esos servicios fundamentales. Por ejemplo, las escuelas de infantiles han enviado una carta a los ayuntamientos diciendo que suspenden los convenios.


Parece que la ultraderecha puede sacar rédito de esto.

No sé si van a sacar rédito de esto. Creo que la ultraderecha con su actitud cada vez más beligerante, que se ha expresado así en esta crisis, puede hacer más fanáticos a muchos de sus seguidores, pero no sé si crecer en aceptación por parte de la población. Confío que no y espero que no, pero en todo caso, la forma de combatirles es precisamente abriendo debates públicos en torno a lo que es esencial para la vida, los servicios públicos y avanzando hacia una sociedad más democrática que haga que haya servicios para todos y que no sea la guerra del último contra el penúltimo. Qué es lo que sucede cuando los servicios públicos se privatizan y se limitan. Es ahí cuando la ultraderecha trata de convencer de sus ideas de guerra social y exclusión.


¿Cree Isa Serra que habrá elecciones? Y en caso de no haberlas, ¿al menos una moción de censura?

No espero menos de la oposición que tenemos que plantear medidas legislativas, están en su derecho. Desde luego me parece mejor que vías judiciales como estamos viendo en diferentes países como vía de ataque por parte de la extrema derecha. Están en su derecho de plantear cualquier moción de confianza en el Congreso de los Diputados, pero yo no creo que el Gobierno vaya a caer, porque es un Gobierno estable, que dan los números para continuar con esta mayoría que se configuró, y sobre todo hay muchísimo trabajo que hacer. Por desgracia hemos tenido esta crisis y eso a cambiado la agenda que tenía el Gobierno a la hora de implementar todas las políticas en el acuerdo de Gobierno entre el PSOE y Unidas Podemos, pero creo que hay que retomar esa agenda en cuanto podamos, tratar de gestionar los efectos sociales y económicos de esta crisis y aún así aunque no se haya podido aplicar esa agenda se está dando una respuesta completamente diferentes a la del 2008 y por tanto aplicando políticas que van dedicadas a proteger a la ciudadanía y a las mayorías sociales en este contexto de crisis. Por tanto, ¿lo intentarán? Sí, pero tienen muchas dificultades para conseguir tirar nuestro Gobierno.