‘Tierra de mujeres’, tierra vaciada, tierra silenciada

No descubrimos la pólvora si apuntamos alto y decimos que la tierra vaciada, silenciada, olvidada, invisibilizada, sacudida y deliberadamente desatendida (desde el terreno cultural, social y desde la Administración) es la tierra rural: la tierra que se labra, la tierra que se pasta, la tierra que se quema (también deliberadamente esto último). Quizá sí apuntemos un poco más alto y de forma más certera si decimos que esa tierra es también ‘Tierra de mujeres’.

Anuncios