Patxi Arana, ex-preso de ETA: «‘Ihesaldia’ ha sido una humillación; EITB y Pausoka deben saberlo”»

Cartel de la serie Ihesaldia

lamordaza.com está financiada por tres estudiantes de Periodismo de la UPV/EHU y los gastos nos dejan tiritando. Caen nuestras notas académicas. Nuestras familias nos echan de menos. Son muchas horas tecleando. ¿Nos invitáis a un café con una donación? Aquí te dejamos nuestro Ko-fi. ¡Gracias!

Solo una condición: “Hasta que no esté el libro, no colaboraré y no daré el visto bueno a los que estáis haciendo”. Patxi Arana, uno de los protagonistas de la fuga de la cárcel de Basauri en 1976 denuncia a la productora y al ente público vasco por tergiversar la historia y no contar la verdad de lo sucedido a través de una ficción “insultante” para el propio exrecluso a través de ‘Ihesaldia

HIstoria real

Dos presos comunes y tres presos políticos habían engañado a todos. Funcionarios de penitenciaría escurrían el bulto hacia la Guardia Civil. Nadie encontraba a cinco supuestos fugados. Ellos eran Patxi Arana y José Ignacio Aramayo, de ETAPedro Martínez Ilarduya, del PCE(r), y los presos comunes José Vicente Daroca y Santiago Marcos Tolsa.

Nada más y nada menos que 52 días después aparecen en una especie de desván de la misma cárcel de la que todos pensaban que habían huido: la cárcel de Basauri (Bizkaia). Allí habían burlado a todo un sistema represor.

un insulto a la realidad

Un hecho histórico, que, sin duda, merecía un capítulo en las páginas de la memoria vasca. Por ello, se supone, 43 años después de los hechos, la productora Pausoka, comandada por Jabier Elortegi, en colaboración con la televisión pública vasca, EITB, emiten una película seriada en cinco capítulos. Sin embargo, uno de los protagonistas de la historia real denuncia (como ya lo haría antes del estreno en Radio Euskadi) la falta de respeto a la propia historia, así como a la veracidad. “Pudiendo haber hecho algo real con mi diario sobre lo que ocurrió durante los días de fuga, me parece insultante”, afirma Patxi Arana.

Así es, Arana escribió lo que ocurría en una libreta. 52 días narrando los detalles de un intento de fuga que no se esperaba que fuera a salir mal. Cuando los cinco presos son encontrados, Arana rompe el diario y lo guarda entre los ladrillos. Un funcionario de aquella cárcel de Basauri, José Antonio Martín, guardó aquellos apuntes.

Con la amnistía, el funcionario se rencontró con el preso. Y el preso, Patxi Arana, lo registró oficialmente en 2013. En 2014 volvieron a encontrarse: el funcionario quería escribir, con las notas del preso, ambas versiones de lo ocurrido en 1976.

«Que el pueblo lo conozca»

También apareció un escritor vasco, Josu Martínez, interesado en las notas de Arana. En lo que sería una recopilación de fugas. En corto periodo de tiempo también se interesa uno de los productores de la aún no nata serie de televisión ‘Ihesaldia’. Pero Arana se niega tajantemente a que se produzca una serie sin haber sido editado el libro con la realidad de los hechos. “Memoria histórica, que el pueblo conociera lo que pasó”, afirma Arana.

Pero tanto EITB como Pausoka deciden reformar su creación. Ya no es algo ocurrido,. Ahora sería algo basado en hechos reales pero edulcorado: ficción. “¿Qué necesidad hay de esto?”, se pregunta Arana.

Tanto Pausoka como EITB niegan haber contado con las notas registradas por Arana en su diario. Sin embargo, a Arana le ofrecen dinero en concepto de “colaboración”. “¿Si no han usado mi diario, de qué colaboración hablan? ¿Han ofrecido dinero a Santi, Aramayo y al resto?”, vuelve a preguntarse el protagonista.

Patxi Arana hace un llamamiento a aquellos productores y editores que quieran conocer este capítulo de la historia vasca, de la represión, de la persecución, para poner en sus manos el diario que narra al minuto lo ocurrido durante los cincuenta y dos días que se puso en jaque a todo un país.

“No olvidaré lo que han hecho a través de ‘Ihesaldia’. Es difícil transmitir cómo me han hecho sentir. Pero el daño está hecho. Hay que buscar la reparación. Todo esto es una chapuza. Me siento humillado. Toda mi familia está indignada. Es mi historia. Nuestra historia. ‘Ihesaldia’ ha sido una humillación. ETB y Pausoka deben saberlo”, sentencia Arana.